Hosting + dominio: mejor oferta del mercado

HOSTING + DOMINIO = 1€/MES

Instalación de WordPress con un clic
Ancho de banda ilimitado
100GB de almacenamiento
Correo profesional
Dominio gratis

VER OFERTA DE HOSTING + DOMINIO

Hostings y dominios

Hosting dominio en oferta
Oferta por tiempo limitado de hosting con dominio profesional todo incluido

El internet es una herramienta que pasó de ser considerada una tecnología recreativa o de comunicación, a una completamente necesaria en todos los aspectos de nuestra vida; desde el trabajo y asuntos financieros hasta la interacción e información que tenemos con el mundo, la conectividad permanente ha llegado para quedarse en nuestras vidas.

Sin duda alguna, lo expresado anteriormente no podría haber sido posible sin los dispositivos móviles, ya que actualmente gracias a dichos terminales como teléfonos inteligentes, tabletas, laptops y hasta relojes se nos hace posible estar conectados las 24 horas del día, recibiendo y enviando información de todo tipo.

Ahora, gracias a la facilidad que nos dan los dispositivos móviles y el sencillo acceso a internet desde cualquier lugar, frecuentemente damos por sentado el uso de páginas web y la información mostrada en nuestras pantallas a través del ciberespacio.

No obstante, dicho acceso a la web y su facilidad se debe a una gran infraestructura física y de software que lo permite, la cual tiene un alto costo y un sin número de personas detrás que permiten a las páginas web, los recursos de los cuales se alimentan y también protocolos funcionar y tener acceso de manera permanente.

Asimismo, dicha infraestructura física y de software se refiere a los hostings y dominios de páginas web, siendo dichos sitios los que muestran la información a los usuarios y en los que se basa internet en general; desde las aplicaciones móviles hasta los distintos tipos de servicios ofrecidos en línea, teniendo sus fundamentos en sitios web los cuales se encuentran alojados físicamente.

A continuación, vamos a hablar de lo que se trata el hosting y dominios primero de modo individual, de acuerdo a conceptos, funciones y tipos, para luego verlos de modo conjunto donde ambos términos adquieren importancia superlativa, ya que el primero no podría estar aislado del segundo y viceversa, hablando concretamente en lo que respecta a páginas web y su alojamiento.

Definición de dominios

Para empezar, vamos a definir el concepto de dominio de modo extenso, siendo esencial en lo que respecta a las páginas web y su funcionamiento general.

Concretamente, el dominio de una página web es aquel que actúa como nombre y también como localizador alfanumérico de un sitio en línea específico, el cual no puede repetirse y se asigna solamente una vez.

Asimismo, el dominio también incluye la organización global en la cual se basa el sitio web, llamado técnicamente Dominio de Nivel Superior y que se reconoce por estar más a la derecha del nombre o URL (la cual no se debe confundir con dominio y que se explicará más adelante).

Por ejemplo, las abreviaciones .COM, .NET, .ORG y .XXX son dominios de nivel superior genéricos que representan distintas organización o funciones que están estandarizadas de manera global. Ahora, también están disponibles los dominios de nivel superior de código geográfico, los cuales representan la ubicación de un sitio web cuando son usados, por ejemplo: .MX, .VE, .CO, .US, ETC.

Poniéndolo en palabras más simples, los dominios son aquellos nombres por los cuales se conocerá una página web de modo rápido y sencillo, sin incluir el subdominio “WWW” u otras representaciones. Usuario.com sería un dominio rápido de entender y memorizar, incluyendo el dominio de nivel superior el cual nunca puede faltar.

Dominios y direcciones URL

Cuando se habla de dominios, muchos suelen creer que URL es un sinónimo directo del mismo, siendo diferentes y teniendo en común que el dominio está incluido en la URL, pero se puede hablar del nombre de una página web sin necesidad de acudir al URL completo.

Específicamente, URL es el acrónimo en inglés de Uniform Resource Locator que significa localizador de recursos uniforme, el cual funciona como la herramienta completa para visitar o recuperar un sitio de internet.

Por ejemplo, http://www.usuario.com es la URL de ese sitio en concreto, el cual incluye el protocolo de red HTTP (acrónimo traducido al español como protocolo de transferencia de hipertexto), la red conectada global o “WWW” que también se conoce como subdominio, el dominio o nombre como tal del sitio, y por último el dominio de nivel superior.

Es decir, la URL incluye todas las herramientas para visitar e identificar un sitio, inclusive el dominio. En cambio, cuando se habla de un dominio se simplifica a su nombre principal y su dominio de nivel superior.

Ejemplos:

  • URL – http://www.usuario.com 
  • Dominio – usuario.com

Funciones y propósitos de los dominios

Como se expresó anteriormente de manera breve, la función de un dominio es identificar de manera simple una página web. Sin embargo, dicha característica no solamente aplica de manera simbólica a los seres humanos, sino que también se hace de manera técnica en relación a las máquinas y servidores que quieren acceder y conectar a las páginas en línea.

Es decir, los dominios transforman en caracteres alfanuméricos entendibles para servidores y seres humanos las direcciones IP de los sitios web, haciéndose mucho más sencillos de acceder desde un punto de vista técnico y geográfico.

Ya que, no es lo mismo querer acceder a una página mediante su dominio o URL completa, en comparación a acceder a una serie de largos números difíciles de entender y procesar para servidores y usuarios reales. Por ejemplo, una dirección IP genérica sin transformar mediante dominio sería algo así: http://132.2132.102.176/, resultando muy poco práctica de utilizar.

Asuntos a considerar sobre los dominios

De modo general, los dominios son imposibles de repetir de manera exacta, teniendo que diferenciarse de algún modo para poder ser registrados, siendo un proceso que ahora es muy sencillo gracias a los proveedores de servicios, los cuales mediante herramientas permiten saber si un dominio ya está en uso o no, prosiguiendo con su registro pertinente.

También, los dominios permiten tener un internet mucho más amplio, ya que gracias al mismo una misma dirección IP puede tener varios dominios y alojar varios sitios, mientras que si se utilizaran las secuencias numéricas cada IP sirviera para un solo dominio. Por último, los dominios funcionan bajo el sistema DNS que se traduce al español a Sistema de Nombres de Dominio.

Ahora, pasemos a lo que respecta al término hosting para luego entender de manera clara su relación estrecha con los dominios.

¿Qué es el hosting? Concepto general

Específicamente, hosting es el término que se refiere en general a la función de alojamiento en la que se basa el internet para llevar a cabo todas sus funciones: desde protocolos de comunicación y conexión, hasta el almacenamiento de recursos y software necesario, los cuales deben ser guardados y estar disponibles permanentemente gracias a una estructura física.

Es decir, gracias al hosting es posible el uso de internet y su correcto funcionamiento, ya que mediante una red de servidores globales le provee una estructura o esqueleto, de la cual el mismo toma los recursos para funcionar y en que se basan absolutamente todos los servicios ofrecidos en línea, desde correo electrónico y plataformas de streaming hasta páginas web.

Hosting o alojamiento web

Las páginas web son una parte imperativa del internet en general, ya que absolutamente todos los servicios que se ofrecen en línea están relacionados con un sitio específico. Asimismo, dichos sitios deben tener una “librería” de recursos a las cuales pueda acceder en cualquier momento para poder funcionar, llegando a la mesa el alojamiento web.

Así como el hosting tiene una función general en internet también lo tiene para las páginas web, siendo conocido como alojamiento web y que representa la herramienta mediante la cual los sitios en línea pueden acceder a sus recursos de funcionamiento; desde animaciones, imágenes, videos y texto, hasta protocolos de comunicación, conexión, interpretación y codificación.

En detalle, los recursos anteriormente mencionados deben alojarse en servidores especializados, los cuales están disponibles de manera permanente y se activan cuando un sitio web específico es requerido. Por ejemplo, al visitar un sitio de una marca de zapatos conocida, dicha página empezará a mostrar imágenes, videos y texto que están almacenados y conectados a un servidor.

Sin el hosting, las páginas web no tendrían modo de funcionar en ningún sentido, ya que los recursos necesarios para que funcione y se muestre en pantalla no estarían disponibles, siendo la base general de la puesta en marcha del ciberespacio y los sitios en línea.

Tipos distintos de hosting o alojamiento web

De acuerdo a las necesidades de cada persona o empresa y su sitio web, así como el presupuesto de inversión que se maneje, existen varios tipos de alojamientos web con distintas características, ventajas y desventajas de acuerdo a su costo, siendo los más conocidos:

  • Alojamiento dedicado: es el tipo de hosting más costoso pero con mejor funcionalidad, ya que permite que un solo servidor maneje los recursos de una o pocas páginas web, asignándole toda su capacidad de hardware en lo que respecta a velocidad y núcleos de procesador, memoria RAM, espacio en disco y también software instalado.
  • Alojamiento compartido: el alojamiento compartido se trata de un servicio donde el hosting se comparte con otras páginas web, utilizando los servidores y sus recursos de manera dividida. Por lo tanto, su costo es económico pero también la capacidad de hardware asignada para cada sitio.
  • Alojamiento gratuito: el hosting gratuito es un servicio dirigido a personas o pequeñas empresas, en las cuales se ofrece alojamiento sin costo a cambio de mostrar publicidad en el sitio, así como de compartir los recursos técnicos del servidor, los cuales pueden ser muy limitados debido al número de páginas a administrar.
  • Alojamiento virtual: el virtual hosting es un tipo de alojamiento web muy usado actualmente, el cual le permite a los proveedores de servicio ofrecer un producto de tipo dedicado a costo compartido, ya que los servidores y su asignación de recursos se separan mediante software para ofrecer mayor rendimiento y capacidad establecida previamente.

Dominio y hosting como un término unificado

En lo que se refiere a alojamiento web, los términos hosting y dominio son casi inseparables y se trabajan como un producto ofrecido de manera conjunta, gracias a que un sitio web va a requerir un hosting de manera obligatoria, así como la asignación de un dominio y nombre único que lo identifique y lo haga sencillo de encontrar, tanto para usuario reales como buscadores y robots.

De esta manera, un sitio web tendrá la base técnica para su funcionamiento en cuanto a recursos gracias a su alojamiento en servidores, así como el nombre idóneo para que sea utilizado por los usuarios en línea. Cabe destacar, el dominio también debe ser alojado junto a los recursos de la página web, siendo un tipo de activo técnico más que se incluye necesariamente.

Contratando y renovando servicios de hosting y dominio

Afortunadamente, en la actualidad hay una infinidad de proveedores de servicio en línea de hosting y dominio, los cuales con unos pocos pasos a seguir pueden ser contratados, ofreciendo variados planes de compra con las características que requiere tu página web personal o del negocio.

En primer lugar, cada proveedor de servicio te permitirá comprobar si el dominio que quieres está disponible, así como escoger el dominio de nivel superior que consideres necesita la página a alojar y nombrar. Dicha tarea se hace fácilmente al insertar los datos en una barra de búsqueda, realizando la página del proveedor de servicio el resto del trabajo.

Luego de comprobar que el dominio está disponible, lo que resta en la mayoría de páginas de proveedores de servicio es escoger un plan de alojamiento que se adapta a tus necesidades, en cuanto a requerimientos, funcionamiento y costos.

Por ejemplo, se pueden elegir planes de alojamiento compartido de tipo virtual, asignando por pocos dólares mensuales una cuota de recursos más que suficiente para el sitio, los cuales incluyen cuentas de email ilimitadas, bases de datos SQL, herramientas de diseño como WordPress, protección contra peligros en línea, buena tasa de Gb de transferencia de datos, varios GB de almacenamiento, entre otros.

Para renovar un servicio o pack de compra, la mayoría de proveedores de servicio no necesita un nuevo registro sino la entrada de credenciales anterior, aunque si se quiere registrar un dominio nuevo y un paquete de alojamiento, el proceso de búsqueda inicial del mismo debe llevarse a cabo.

Si ya lo has decidido y buscas una buena oferta de hosting y dominio aquí te dejamos un enlace al ofertón de Godaddy por el cual tienes dominio + hosting todo ello por 1 euro al mes:

VER OFERTA DE HOSTING + DOMINIO